photo1636629698

Si te estás mudando o planeas mudarte a un nuevo edificio, entonces definitivamente quieres saber cuál es el sistema de calefacción más adecuado para tu hogar, desde Mudanzas Pablo Sevilla te brindamos algunas soluciones muy prácticas. Mientras se controla el consumo de energía, es importante tener un hogar cálido y confortable. Además, si apuestas por las energías renovables, ayudarás a proteger y cuidar el planeta.

 

En esta noticia te contamos todo lo que necesitas saber para determinar el mejor sistema de calefacción para tu hogar. ¡Toma nota!

 

Si necesitas instalar gas natural en casa, haz clic en el enlace y obtendrás información relevante. Si no tienes una red de gas natural en tu casa, otra opción económica es instalar propano. Asimismo, puede beneficiarse de un suministro continuo y eficiente. A su vez, el costo de los cilindros de gas butano varía puesto que están regulados por el estado. Precio bombona butano.

 Sin titulo 1.fw

El método de calefacción que mejor se amolde a tu hogar

 

¿Cómo podemos calentar una casa sin provocar un aumento en el consumo de energía? ¿Cuál es la opción de mayor eficiencia energética?

 

  • Acondicionador de aire con bomba de calor

 

Requiere una instalación inicial, pero en comparación con otros sistemas, su gran ventaja es que un solo sistema puede proporcionar climatización para el hogar durante todo el año. La mayoría de los equipos actuales ya incluyen una función de calefacción.

 

Una elección cómoda y práctica que puede calentar espacios abiertos donde el aire es fácil de difundir, pero no se recomienda su uso en casas donde el aire no puede circular bien. Debido a que se colocan en el techo, generalmente no ocupan espacio útil y el diseño se está volviendo cada vez más elegante y de moda.

 

Si lo usa de manera responsable (por ejemplo, asegúrese de que no haya ventanas abiertas o mantenga la temperatura adecuada), los acondicionadores de aire con bomba de calor pueden ser una excelente opción para controlar las facturas de electricidad.

 

  • Emisor térmico

 

El radiador de calor es una especie de calefacción fijada en la pared, una vez conectado a la rejilla irradiará calor gradualmente a través del método de radiación. Son fáciles de instalar y además incluyen un programador que te permite activarlos en momentos específicos del día, permitiéndote usar estos dispositivos de manera efectiva.

 

Emiten calor limpio, no producen ningún olor, ni producen gases ni humo. Existen diferentes modelos y diseños que pueden integrarse perfectamente en cualquier espacio. Además, en comparación con otros sistemas de calefacción, requieren menos electricidad, por lo que puede ser una opción ideal para calentar tu hogar, mientras que tu recibo de la luz no se verá demasiado afectado.

 

  • Estufas de pellet

 

Este tipo de horno consume pellet, un combustible 100% renovable compuesto por aserrín y escombros triturados, lo que lo convierte en el sistema más respetuoso con el ecosistema.

 

Este sistema de calefacción es una revolución porque es un método limpio y económico porque el precio del pellet es mucho más económico que el de otros combustibles. Además, a diferencia de otros tipos de estufas, la estufa de pellet tiene función de encendido automático, por lo que es muy cómoda de usar. También le permiten programar el tiempo de ejecución, lo que le permitirá utilizarlos de forma eficaz.

 

Con este sistema, idealmente se puede calentar un espacio de 25 a 100 metros cuadrados, que debe calentarse rápidamente en poco tiempo. También pueden considerarse como sistemas complementarios para otros métodos de calefacción. Es fundamental recordar que la estufa necesita una salida de humos para su puesta en marcha.

 

  • Calefactores

 

Los calefactores son una solución rápida, simple y asequible para calentar espacios pequeños como baños, cocinas o dormitorios. No es necesario instalarlos, solo es necesario conectarlos a una toma de corriente.

 

Son móviles y sencillos de trasladar, no necesitan salidas de humos ni gases de escape, y no necesitan mantenimiento práctico.

 

Una de las grandes rentabilidades de estos electrodomésticos es que pueden descargar aire caliente de forma inmediata, aunque el calor puede durar poco tiempo, por lo que se aconseja como sistemas de calefacción auxiliares.

 

  • Radiador eléctrico

 

Los radiadores eléctricos son un sistema de calefacción portátil muy práctico porque no requieren ningún tipo de instalación. Encontrarás que están hechos de aceite o mica, en ambos casos el tipo de calor que irradian es uniforme y suave, y no reseca el ambiente.

 

Están equipados con ruedas para moverlos cómodamente, y suelen ser silenciosos. Además, incluyen un termostato que deja de usar electricidad una vez que se alcanza el calor requerido, lo que los convierte en un método eficiente.

 

Y tú, ¿sabes cómo calentar tu casa este invierno?

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *