Claves para una mudanza

Varios estudios aseguran que los españoles se desplazan una media de tres veces en su vida. Sin embargo, la mudanza suele ser una experiencia estresante, no solo por todo el trabajo que implica organizar la reubicación en sí, sino también por los trámites burocráticos involucrados.

Mudarse no se trata solo de recoger, limpiar, empacar nuestras cosas y encontrar la mejor compañía de mudanzas en nuestra ciudad; Mudarse significa buscar la mejor casa y, además, hacer todos los trámites necesarios.

Procedimientos de mudanza: que son y cómo hacerlo

Antes de comenzar, es importante hacer una lista de todos los procedimientos que debemos realizar y el orden en el que debemos realizarlos, ya que unos dependen de otros.

Además, algunos de ellos pueden tardar varias semanas en completarse. Así que cuanto antes comencemos, mejor.

Registro: el primer paso para mudarse.

Lo primero que debemos hacer es registrarnos en nuestra nueva dirección, ya que para el resto de trámites necesitaremos el certificado de registro

Para obtenerlo hay que acudir a la oficina de registro que corresponda a nuestra nueva dirección, que suele estar ubicada en el ayuntamiento del mismo municipio, o en una administración vecina.

Para dar de alta necesitaremos una copia del DNI de todas las personas que están viviendo en la casa, así como un contrato de compraventa o alquiler, que acredite en qué dirección estamos residiendo.

No obstante, antes de ir a realizar el trámite, es recomendable consultar toda la documentación necesaria por teléfono o mediante la web del ayuntamiento de nuestro municipio.

Renovar DNI, pasaporte y licencia de conducir inmediatamente después de mudarse.

Otro trámite que tendremos que seguir inmediatamente después de la mudanza es actualizar el DNI y pasaporte con nuestra nueva dirección. Para ello, es necesario concertar una cita en la página web de la Dirección General de Policía.

Es un proceso gratuito y solo necesitamos una copia del certificado de matriculación del vehículo que tenga menos de tres meses.

En cuanto al carnet de conducir, tenemos que contactar con la oficina de la Dirección General de Transporte de nuestra ciudad. También es un proceso gratuito para el que solo necesitamos el certificado de matriculación del vehículo o DNI si nuestra nueva dirección ya figura en él.

Aunque nuestra dirección no aparecerá en la licencia de conducir en sí, es importante que se agregue a la base de datos de la DGT en caso de que recibamos multas de tránsito.

El Ministerio de Hacienda y la Administración General de la Seguridad Social deben conocer nuestras actuaciones.

Tan pronto como tengamos nuestro certificado de registro y nuestros documentos actualizados, debemos notificar a la tesorería del estado y al fondo general de seguridad social de nuestro cambio de dirección.

Podemos hacerlo en persona, en las oficinas correspondientes que correspondan a nuestra nueva dirección, a través de sus sitios web.

Solicita una nueva tarjeta sanitaria y acude al centro de salud correspondiente cuando cambies de dirección.

Salvo que nos mudemos a una dirección muy cercana a la anterior, es decir que hayamos elegido vivir en el mismo barrio, una mudanza implica que nuestro centro de salud y, en consecuencia, nuestro médico de familia.

Una vez instalados en nuestra nueva casa, debemos acercarnos al nuevo centro de salud de la Seguridad Social que nos pertenezca, según nuestra zona. Allí nos entregan nuestra nueva tarjeta sanitaria y nos asignan un nuevo médico de familia.

Regístrese y cancele nuestros respectivos suministros para el hogar

Es otro de los trámites vitales antes de mudarse. Cancelar suministros a nuestra antigua casa y registrar o editar una nueva propiedad para las de la nueva casa es el siguiente paso que debemos hacer y, por lo general, demora varios días en surtir efecto.

Si vivimos en un apartamento alquilado, debemos acordar con el propietario cómo se harán los pagos finales y cómo se maneja la cancelación o el cambio de nombre.

Cambio titularidad luz y/o gas

Cambio titularidad suministro de agua

Contratar un seguro de vivienda

No debemos olvidarnos de contratar un seguro de vivienda nueva que cubra las necesidades de nuestra nueva casa y nos garantice una seguridad absoluta en caso de algún imprevisto.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *